sábado, 22 de noviembre de 2008

Me too



dexter es un tio con una ética muy estricta. Sigue un código incorruptible, como el del manual del Zinja, el que seguia Ghost Dog, el personaje creado por Jim Jarmush en El Camino del Samurai. Lo que pasa es k un samurai, como nos es lejano, nos parece inofensivo: no tememos encontrárnoslo por la calle con la katana preparada para cortarnos la cabeza. Pero un americano de complexión "normal", es decir, rubio, un poco cachas pero no tanto, limpio, amable y generoso, que además es médico forense de la policia de Miami, no puede ser un asesino en serie. Eso está muy, pero que muy mal... No tan mal como las tias de Baisse moi, pero bueno...

A mí me encanta Dexter pork juega con esas cosas k todas pensamos y no nos atrevemos a hacer, por moral, por miedo a la venganza, a la cárcel, a las pesadillas nocturnas. Pero Dexter no tiene miedo a nada. De hecho, no siente nada. Pero no es por esto por lo k mata: lo hace para limpiar Miami de gentuza. Y lo peor, ¡no puede compartirlo con nadie!

Este es un video sobre una canción de The Knife que se llama "Wanting to kill" (queriendo matar) y k me gustaba mucho escuchar en el mp3 cuando iba hacinada en el metro a currar (antes de disfrutar de esa gran fortuna fruto de las sociedades opulentas llamada "paro").


video

Tarantino mata pork sí, para poner en ridículo las convenciones. Manu y Nadine, las protagonistas de Fóllame, por venganza. Dexter mata por ética. Interesante el oxímoron.

No hay comentarios: