jueves, 15 de enero de 2009

El portador de la luz

El fósforo es un elemento químico de número atómico 15 y símbolo P. El nombre proviene del griego φώς ("luz") y φόρος ("portador"). Es un no metal multivalente perteneciente al grupo del nitrógeno que se encuentra en la naturaleza combinado en fosfatos inorgánicos y en organismos vivos pero nunca en estado nativo (x algo será, no?). Es muy reactivo y se oxida espontáneamente en contacto con el oxígeno atmosférico emitiendo luz, dando nombre al fenómeno de la fosforescencia. (en occidental básico, que cuando entra en contacto con el aire te quema más duro por dentro)

(Esto sí que es curioso. Mira en lo que podían utilizarlo, esto era más útil... Seguro que Grissom está de acuerdo conmigo)

Este elemento puede encontrarse en pequeñas cantidades en el semen. El fósforo del semen permite que este fluido resalte en un color notable ante la luz ultravioleta; esto ha permitido resolver algunos casos criminales que han involucrado una violación sexual.

(Y ahora la parte romántica, pa que vean que los caminos de la ciencia son inexcrutables)

El fósforo —del latín phosphŏrus, y éste del griego φωσφόρος, portador de luz— antiguo nombre del planeta Venus, fue descubierto por el alquimista alemán Hennig Brand en 1669 en Hamburgo al destilar una mezcla de orina y arena (utilizó 50 cubos) mientras buscaba la piedra filosofal; al evaporar la urea obtuvo un material blanco que brillaba en la oscuridad y ardía como una llama brillante; desde entonces, las sustancias que brillan en la oscuridad sin arder se las llama fosforescentes.

(Y pa acabar, la parte gore...i'm sorry)


("ya les cortamos la luz y el petróleo, ¿y ahora qué?" "cabezas")

El fósforo blanco es extremadamente venenoso —una dosis de 50 mg puede ser fatal— muy inflamable por lo que se debe almacenar sumergido en agua, y en contacto con la piel provoca quemaduras. La exposición continua al fósforo provoca la necrosis de la mandíbula.

Fuente: Wikipedia y gobierno israelí.

No hay comentarios: