viernes, 2 de enero de 2009

Una sopita y a la cama



La noche de bienvenida al 2009 fue muy larga, en tiempo, en intensidad, en besos psicodélicos, en esos abrazos que te fundes, en reencuentros fortuitos, en conversaciones intensas, bailes desenfrenados, promesas alcohólicas, deseos sublevados... En fin, mariconeo, sudor y lágrimas, literal y metafóricamente.

Las piernas están hoy pesadas, unas aureolas negras contornean mis ojos, el cuerpo no sabe si tiene sueño o hambre. Tengo el recuerdo repleto de imágenes: la Eugenia con su abrigo de oso polar emulando una entrega de Óscars, la barra de la Bata adornada con exquisitos manjares elaborados con amor durante horas, el Rodri saltando eufórico delante de la mesa de mezclas, la cara de la Beatriz inundada de mis palabras que la anegaban como una riada embravecida, las calles del Raval llenas de machorros asesinables que se nos lanzaban encima, el Sandro durmiendo entregado en el regazo de la Itzi, el Frutas con sombrero de pirata discutiendo al rubio de rastas a ver cuál de los dos era más guapo, la marica chilena bailando el baile de San Vito con el torso desnudo, el Alf lentejuelado con su traje de freixenet contornéandose en un baile seductor enganchado a su divino nuevo amor, la loca lista que me presentó la Itzi y que comenzó a contarnos sus aventuras en una sex party con alguien que resultaba ser yo, las divinas compañeras de pista, la gente del local que regalaba mandarinas y sonrisas, el Mauricio contándome sus aventuras mejicanas, y tantas otras cosas innumerables o incontables...

Y hoy me quedo con la sensación de un puzzle cromático con piezas perdidas y contornos sinuosos que me devuelve a lo más salvaje y hermoso de la vida: la unión entre reinas sin súbditos, entre sobrevivientes incansables, entre locas errantes, auto desterradas de la mentira del paraíso de la normalidad. Esa energía que generamos en el trajín de la noche en pleno día, ese calor de cuerpos revueltos y desenfrenados, esa ironía siempre a punto, ese amor de puta por un día, esa euforia descolonizada y sin marketing, son para mí como un caldo levantamuertos.

Os dejo que me voy a hacer la digestión.

4 comentarios:

ex_dones dijo...

ay... todo esto me suena!!!!!!
que no nos digan que fue un sueño...

"Ese lugar EN EL QUE HE ESTADO TANTAS VECES se convierte en mi residencia secreta, mi asilo supremo.
Allí estaré sin duda en el momento de mi muerte... CON TODAS VOSOTRAS"
Marguerite Yorcenar en "Memorias de Adriano" modificada por mi deseo

MUUUUUUUUUUUUAKS
tú eres mi sopa levantamuertos
(y levantachochos)

¿quien coño voy a ser?
tu itzi

helen la floresta dijo...

mi amor!!!!!!!! yo si k si tuviera k elegir un dia no seria el 3 de enero!!

estoy sobreviviendo gracias al blogeo, el vino, la preciosidad k es mi lukas y toos mis recuerrrrdossssss.... mmmm.. m enkanta sobrevivir!!!!

ex_dones dijo...

Neenaaaa que noche la de aquel dia, que resistencia a los avatares que parecian no dejarnos fluir...pero fluimos y estallamos en miles de momentos divinos.
Una vez más divinas e invencibles a la adversidad.Eugenia

helen la floresta dijo...

diviiiinas para siempre!!!

nuestra yourcenar también dice algo así como: "esas islas en las que sabemos que no podemos parar porque sabemos que nunca las abandonaremos".

ay... suerte k nuestras islas de hermandad se renuevan constantemente!