lunes, 30 de marzo de 2009

Mama, ¿Qué quiere decir "feminismo"?


Hace unos días tuve la (des)oportunidad de tener una entrevista con dos pesos pesados del feminismo nacionalista con el fin de establecer alianzas para la realización de unas jornadas protagonizadas (en todos los sentidos del término) por un grupo bastante desparejo de gays, lesbianas y transexuales, artistas y activistas en situación de precariedad y con unas ganas enormes de crear formas de vida vivible y defenderlas hasta el abandono de toda seguridad individualizada. Cómo explicaros mi estupor al comprender que, una vez más, el rabillo del ojo me denunciaba como sospechosa advenediza. Esa mañana me enteré que el feminismo venía definido por la misma biología que intenta dividir al mundo en dos: hombres a la fila de la derecha y mujeres a la de la izquierda.

Mi primera reacción fue el silencio post_traumático. Acto seguido, rabia en formas de espadas proyectadas por mis pupilas vidriosas. Luego, darle vueltas a una serie de argumentos para fundamentar mi derecho a reivindicarnos como feministas (o post_feministas, como le quieras llamar) a pesar de que varios miembros del grupo lucieran un miembro que le cuelga entre las piernas. Miembro a veces biológico y otras adquirido en el sex_shop más barato del barrio. O de venir acompañado por un precioso par de tetas.


Esa tarde no pude dormir la siesta. No es muy grave, pero sí lo suficiente como para que mi cerebro haya elucubrado mil y una estrategias para darle vuelta a la tortilla (ya que a algunas tortilleras parece que no hay manera de cocerlas de los dos lados).


Sé que este sarcasmo puede herir algunos sentimientos, sobre todo por la carencia de detalles, pero me disculparé burdamente argumentando que la política tiene muchos laberintos y que a veces hay que recoger el hilo de Ariadna en solitario. Lo que sí pediria a quienes lleguen a leer esta entrada es que me ayuden a definir qué significa feminismo en un país meditarraneo a principios del siglo XXI, en los inicios de la crisis del neoliberalismo feroz y en pleno auge de la tecnocracia biotecnológica.


Hoy, afortunadamente, me ha llegado esta Declaración de Travestis Feministas leído en el EFLAC por Lohana Berkins, de la Asociación de Lucha por la Liberación Travesti (Argentina), en la plenaria final del XI Encuentro Feminista de Latinoamericano y El Caribe. México D.F. Marzo de 2009.





Estimadas Compañeras

Las travestis, transgéneros, transexuales y mujeres que tenemos la dicha de compartir este espacio con todas celebramos la realización de este evento y sobre todo celebramos la presencia de todos los feminismos y todas las feministas.

No somos ni nos consideramos nuevos sujetos o nuevas sujetas del feminismo. Somos diversas travestis, transexuales, transgéneros, muxes, mujeres, vestidas, parecidas, colitas y los miles de nombres distintos que toman nuestras identidades, Estamos aquí porque como todas la presentes, somos feministas cada una a su modo y gusto.

También somos lucha, resistencia, nombres propios, somos cuerpos y pasiones feministas enfrentando al sistema patriarcal que nos oprime a veces de manera idéntica y otras veces de manera diferente a como oprime a cada persona, sujeta o sujeto que no encaja en sus parámetros normativos de privilegio.

Levantamos todas las banderas de nuestras luchas: por la despenalizació n del aborto, por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, sobre nuestros placeres, sobre nuestras sexualidades, sobre nuestras historias, sobre nuestras identidades.

Condenamos la trata y la explotación infantil, somos personas que el patriarcado pone en situación de prostitución, pero que no aceptamos la prostitución como un destino, exigiendo que se nos reconozca como fuerza productora de trabajo.

Somos feministas de la diferencia y también de la igualdad, feministas de la autonomía. Autonomía de los poderes para decidir sobre nuestros propios cuerpos, a transformarlos, a travestirlos.

Somos lesbianas, heterosexuales, travestis, transexuales, bisexuales, transgéneros, intersex. Somos las que nos enfrentamos al patriarcado todos los días en todos nuestros actos.

Somos negras, indígenas, mujeres judías y palestinas, somos putas, somos pobres, campesinas, somos jóvenes, somos viejas, somos feministas de todos los colores existentes

Rechazamos la criminalidad de nuestras identidades a través de leyes represivas, códigos contravencionales, códigos de faltas o cualquier otra ley basada en pretendida moral y las buenas costumbres,.

Rechazamos todos los fundamentalismos aun los propios que sostienen el biologicismo como un destino e invitamos a desdibujar los márgenes de los cuerpos, las subjetividades. Los deseos.

Exigimos que se reconozca nuestra historia y nuestro activismo, contra todas las opresiones, no solo por quienes nos oprimen sino entre quienes son compañeras de lucha. Exigimos también estados laicos porque entendemos que sin la injerencia de la religión muchas opresiones dejarían de existir.

Exigimos derecho a la educación, a la salud, a la vivienda para todas nosotras como un derecho humano inalienable, porque defender los derechos humanos de mujeres travestis, transexuales, lesbianas, vestidas, colitas y tantas más, es defender los derechos humanos.

Celebramos la presencia en este encuentro de las artistas y en especial de las cabareteras porque creemos que el humor y la irreverencia son profundamente feministas.


.....


Es triste que no se extienda la mano amiga para ayudar a otra a salir del pozo de la marginación, que se sospeche de nuestras intenciones justificándose en la misma biología que nos separa en categorías psiquiátricas, que se oculten miedos ancestrales detrás de una serie de normas que son la misma fuente de esos miedos, que no se entienda que cobrar por chupar una polla puede ser entendido desde un prisma de puntos de vista tan amplio como el ocupar un confortable despacho institucional.


Aquella tarde, cuando llegué a casa y mi hijo me preguntó porqué estaba tan enfandada, intenté explicarle entre improperios que me sentía discriminada por las feministas, igual que lo siento por los agentes de la cooperación internacional con respecto a mi condición de inmigrante, y que los machorros cuando entro a un bar. Creo que el pobre chaval, una vez más, no entendió nada... ¿Alguien me puede echar un cable?

10 comentarios:

manolo dijo...

¿Empezaría el feminismo como la defensa, o exaltación, de un género, el femenino, para, por la propia justicia de su vindicación, acabar constituyéndose en la defensa de la igualdad, la libertad, la realidad del transgénero? Visto así feminismo querrá decir la lucha por la liberación de los géneros. Estoy convencido de que, si alguien se entretiene seriamente a averiguarlo, al final resultará que hay casi tantos géneros como individuos, como individuos libres.

Cada paso adelante es un motivo de preocupación para los que no se quieren mover, y una oportunidad para los que avanzan. Adelante!

mery dijo...

Zorra Suprema. Ayer te conocí y hoy encuentro el Diario Infame con este post y ahora, después de estos cuatros días en Madrid, me tomaré un poco de tiempo para replantearme unas cuantas cosas.
Entiendo la rabia en formas de espadas proyectadas por tus pupilas vidriosas y tengo necesidad de discutir de que coño es el feminismo hoy

...creemos que el humor y la irreverencia son profundamente feministas...

Me quedo con esta frase que es también un reto
y encantada de la vida
Eres impresionante como una Sofia Loren versión Perra.

Un beso
Sabrina (Salerno)

The butcher dijo...

Yo no sé qué quiera decir, recién voy descubriendo cosas bastante más precarias.
Lo que sí espero, es que el feminismo deje de estar presente armando diferencias.
Me jode que algunas lesbianas odien a los hombres. Es como si denunciaran códigos que las hacen funcionar. No gracias.

Tus posts cada vez me gustan más.
Beso!!!

Helen dijo...

manolo: La Vero, transfemme y reina de las putas, dice: "No eliminaría las identidades de género que se han ido construyendo durante tantos siglos, por más rígidas que sean, sino que transformaría sus conceptos base; los liberaría de las imposiciones sociales de género para que cada individuo pudiera ir modificándose y construyéndose no una vez, sino varias veces en su vida."


mery: nena, como t pasas, sofia loren en version perra ... en todo caso, perra alcojolica...
quizas en vez de pensar qué es el feminismo deberiamos seguir dedicándonos a crear formas de relación y vida que subviertan los códigos de poder heteropatriarcales pero, sobre todo, que nos permitan gozar de nuestro propio poder, sin dejar que ni las instituciones ni los machorros (con o sin disfraz) se apropien de los posibles frutos (economicos, incluso) de nuestro curro

vaya dias madrileños... ns espera valencia, no? morreos profundos!

Carnicera: pues parece que a mucha gente le encanta ocupar el poder que otros ostentaban y repetir las mismas fórmulas de exclusión... Gracias x tu coment!

besos perrunos a todxs!!

Fatherfucker dijo...

Hermosa...ya os hecho de menos. De no ser porque es mucha más intensa la amoción que me produce pensar en el próximo encuentro estaría de bajón. Pero ya ves. Cuánto amor, habeis converido mi cama en una alfombra voladora. Dile a Itzi que siempe será bienlamida aquí en Madridcity.

Helen dijo...

elisa preciosa! stamos encantadas...estos son los momentos para acordase de la V y los pajaritos...
bsazo

ITU dijo...

que interesante tema...estabais pidiendo pasta a dos feministas institucionales...jajaja que cara se les tubo que quedar al ver a una panda de de-generadxs pidiendo pasta dentro se su concepto de igualdad..jajajaja

Bueno yo por ser práctica te diré que hay muchisimos feminismos, que la de-generación es un tema que ya entro en las ultimas jornadas estatales en Córdoba (2000), que hubo por primera vez treansexuales y que el feminismo lleva tiempo aliándose con otros colectivo LTG y trabajando la libertad sexual, el cuerpo y el deseo..vaya que son temas fundamentales del feminismo y que puede que haya debates pero eso no quiere decir que no tenga relación con el feminismo.....esto lo debieran de saber esas dos feministas institucionalizadas...

que les quede claro que feminismos hay muchos y que nosotras somos igual de feministas que ellas (mejores me atrevería a decir pero no quiero ser presuntuosa) ahora bien, el F que está en las instituciones da pasta a las niñas buenas, las que están por el reparto de las tareas domesticas y en contra del maltrato...

de todas formas, se puede argumentar para que os den pasta...pero eso igual hay que tratarlo en profundidad...;)

Entiendo perfectamente tu mala hostia guapa, animo con don-institución ;)

ex_dones dijo...

ay queridas, sí, que intenso y viejo debate, me sumo a la postura de itu, que por algo somos perras feministas vascas y compartimos cierta perspectiva... y me acuerdo de las II Jornadas de Masculinidades en las que participé -gracias a la Zorra Suprema- como ex_dones, la boix y yo aterrizamos en el regio edificio impregnadas todavía por los polvos industriales de la queeruption para hablar en una mesa redonda sobre el feminismo y los hombres al lado de merce otero y una representanta -no recuerdo su nombre, para variar- de las lesbianas feministas: la primera dijo, "yo voy a hablar de lo mío, que es el feminismo clásico" y la segunda "yo voy a hablar de lo mío, que son las lesbianas"... nosotras por supuesto, hablamos de lo nuestro que es este magma tranzmarikabollo en el que sobrevivimos... (podéis encontrar el texto en el blog de ex_dones, se llama "los hombres, esos fantasmas")
es evidente que el feminismo se ha replegado mucho sobre sí mismo, a fuerza de exclusión, y es más dolorasamente cierto que las funcionarias del género han alcanzado sus cotas de poder marginándonos a nosotras las malas (como recuerda itu) a pesar de que sus puestos han sido robados al heteropatriarcado gracias a la lucha de todas, pero cualquiera que haya transitado por el activismo feminista sabe que es profundamente diverso y que ni nació blanco, heterosexual, burgués, esencialista y decente ni su motor lo sigue siendo....
qué bueno el texto de las travestis feministas, zorri

menudo mega comentario, como se nota que he dormido
yo sólo puedo decir que el feminismo es la única religión que he conocido, aunque en esto también salí hereje

miles de mordiscos a todas

itziar

Helen dijo...

vuestros comentarios alimentan mi convicción de k, en el fondo, da igual como entiendan el feminismo las institucionalizadas, lo importante es lo que creamos cada dia. el problemilla es k la pasta del estado la manejas ellas...

muxus!

deep pink dijo...

jajaja me encantó tu blog......definitivo quien chupa una polla realiza mejor servicio que cualquier burocrata