lunes, 20 de abril de 2009

Barcelona's burning!

Este jueves se festeja en Catalunya el dia de Sant Jordi, que viene de Jorge Nosequantum, cierto guardia imperial romano al que el emperador decapitó por no ocultar su cristianismo. Por esas vueltas que da la vida y en las que se afana la Historia, su figura acabó siendo venerada por el islamismo, el catolicismo y seudo-cristianos afro-brasileños.


Parece ser que antes de matarle, le torturaron duro y el tipo no dijo ni pio. Su coraje (ya que no se ha comprobado que fuera mudo) fue quizás lo que transformó la imagen de su cuerpo sangrante en una rosa.
La rosa, símbolo del amor romántico, ha de ser regalada por chicos-a-chicas este jueves, aunque, siendo Catalunya, se regalan de tothom-a-tothom, que així hi ha més calerons.


La contrapartida a la rosa es el libro, que no sé si viene de que la leyenda es literatura o porque sin libros no hay historia. Tradicionalmente, regalado de chica-a-chico, quizás porque ellos tienen envidia de que ellas les ganen en las cifras de éxito escolar (que no tiene nada que ver con leer, sin con el aprendizaje de la obediencia, pero esa es otra historia).
Luego están el dragón y una princesa a la que tuvo que salvar el Sant, pero eso no tiene nada que ver con los romanos ni con los libros, así que lo dejamos.


La versión actual de la leyenda es Shrek, pero ahí no se regalan nada (ya veían venir la crisis, los listos de DreamWorks)


Total, que el 23 de abril Barcelona se inunda de puestos atiborrados de libros. La gente se agolpa en los tenderetes y todo el mundo quiere la última novedad editorial.


El día tiene sus bemoles: más futuros lectores que libros, best-sellers más pesados que una viga y políticos haciendo el culto, todo regado con una gran dosis de nacionalismo, puede devenir tarea titánica.


Por eso, mi recomendación sincera para este Sant Jordi es ir bajando las Ramblas con brazos estirados y manos bien abiertas, por si cae algo, e ir aguantando la respiración hasta pasar por el super (a mano derecha).
Allí, comprar dos xibecas bien frías.


Luego, avanzar hacia el mar sin distracciones hasta la altura del carrer Ferran, donde, detrás de plumas, lentejuelas y gafas oscuras encontraréis a las verdaderas protagonistas de la leyenda: dragonas, tranzPrincesas, rosales espinosos y mucho más.

No se lo pierdan!
(Después no digan que no avisé).


(Cartel x Lolito)


Y para quienes no esteis en Barna, podéis pasar por la librería más cercana y pedir - que ya estáis tardando - los últimos libros de Nunila y Miriam Cameros ("La princesa que no quería comer perdices"), Virginie Despentes ("Teoría King Kong"), Beatriz Preciado ("Testo Yonqui") y Eugeni Rodriguez ("Dels Drets a la Llibertat").


Y por supuesto, el recién sacado del horno, "Devenir Perra", de Itziar Ziga.


¡¡¡¡Cuidado que quema!!!

4 comentarios:

ex_dones dijo...

zorri, menos mal que nos instruyes, ¿desde tan lejos viene lo de la rosa? qué raro que a las mujeres nos regalen el vestigio de su sufrimiento... y de su sangre...
podíamos repartir para sant jordi nuestros tampax manchados...
nenas, a empezar a menstruar que sólo queda un día!!!!

muuuuuuuuuaks

Helen dijo...

k bueno idea!!
la verdad k lo de la rosa me lo inventé buscando una relacion entre el romano-cristiano torturado y su santificación, el dragón, la princesa y la rosa...

nena, mañana nos va a chorrear too!!

muasssss

ex_dones dijo...

ya te digo, me desperté más mujer que nunca, bañada en mi propia sangre....
fins demà, zorri

Walter Godoy dijo...

Muchas gracias x haber comentado en una radio.com.ar sobre mi programa de radio y el tratamiento de las pascuas, =) saludos!!!

hlqq_fm@hotmail.com