domingo, 5 de abril de 2009

Despidiendo el invierno europeo

Cenizas






Tristeza.
Mejilla húmeda,
sal de tu boca;
lágrima seca que muere
en el ocaso de un adiós.

Silencio.
De dolor que no cae,
que se evapora en la ausencia.

Vacío.
De tu sombra sin contorno,
de tus cuerpo desvanecido
sin manos que lo recorran.

Música.
Para buscarte,
para saberte lejos,
para olvidar todo lo que no fue.

No hay comentarios: