jueves, 2 de abril de 2009

Raining cats & dogs (y ranas también)



Llueve, llueve, llueve una y otra vez... En la radio suena el Hallelluya de Leonard Cohen. Mi brazo izquierdo llora otra vez de dolor, los músculos maltratados adoran ser protagonistas de esta primavera apócrifa.

Intento ordenar mis notas, ese caos impetuoso que me sobrepasa una vez más. Intento reescribir el currículum, esa lista obscena de cronologías que intenta ordenar lo que soy, lo que he sido, lo que quise ser, lo que puede ser leído. Intento ir a dar un paseo y descubro ante el espejo cierto mutismo caprichoso.



Suena el teléfono. Ya sé quien es: mi hermana gemela que tiene mono de la zorri. Quizás ella me quite de la parálisis en la que he sido arrojada por el rectángulo de la ventana que da al bosque barrido de polen por esta lluvia irreverente.

Joder, no hay dios ni diosa ni perra ni zorra que aguante más esta humedad!!! ¿Quién carajo se encarga de mandar el tiempo? ¿Podría tener un poquito más de benevolencia, si us plau?

3 comentarios:

Lubna Horizontal dijo...

deja al invierno despedirse como dios manda, jajajajajaja, está haciendo su numerito final, espero que no te arrastre a ti y tu casita una riada, creo que ya te (nos) ha castigado suficiente.

la semana que viene estaremos felizmente tiradas en la arena cálida de la playa.

te lo garantizo.

besitos de agua
Diana

Helen dijo...

jjoder, nena, es k entre el resacón post_madrileño y la lluvia, no puedo más k entrar en un suave bajoncito...
nada k no sepa como llevar: mientras escucho siglo XXI me estoy haciendo un pollo al horno con curry k te cagas de gusto... k les den a los putos CVs!!
bsazo

Fatherfucker dijo...

Nos vemos la semana que viene guapa!
ya verás que hará buen tiempo y nos ahogaremos en ostras, cerveza y pezones más brillantes que las perlas.
Besos muacH!