domingo, 26 de abril de 2009

Rosa para la Perra Superiora

Vaya este poema robado del diario de la Puta y Quilombera como símbolo de ese amor encarnado en sangre que es la rosa, pa la Perra Superiora, que está flotando en el placer de la mujer que hace ya tiempo ha dejado de temer para buscar otra opción, y decidir...


Se lo escuché leer en una mesa a Leonor Silvestri, y se me cayó el lagrimón...


Vuelvo a pintar las flores de mi juventud
vuelvo a ver el amanecer
sin temor
ya nunca nadie podra decirme estas no son horas
veo el amanecer como una mujer no como una joven temerosa
de la ley tu ley
el acero de esta luz para una mujer sola
que no debe temer sino decidir.


Juana Bignozzi, La ley, tu ley

5 comentarios:

Lubna Horizontal dijo...

Lo leí hace unas horas, cuando comencé mi periplo diario por los diarios. Lo leí dos veces, tres. Para finalmente comprender que a mí también me corta siempre el acero de decidir, pero que nunca dejo de disfrutar de la sangre que mana de semejante herida.

Ahora lo he leído una cuarta, y me voy a dormir (mañana aterriza en mi cama la venganza del inca, de nuevo, y quiero estar preparada para la batalla, mmm).

Un beso preciosa, fue(es) genial todo lo que compartimos.

Diana

Helen dijo...

"a mí también me corta siempre el acero de decidir, pero que nunca dejo de disfrutar de la sangre que mana de semejante herida."

ole!

la venganza del inca t abrira la carne mas profundo k el acero de decidir...jeje

besazos

Puta y Kilombera dijo...

juana es preciosa!!!!
y mala mas mala que todas
que ganas de ir a verlas!
besos infinitos en la cola

Helen dijo...

malas malísimas te esperan, puta!! ya nos inventaremos algo pa acercarte a esta otra punta del culo del mundo...

bs lubricos!

Puta y Kilombera dijo...

perrina
veni y comeme a mi de cena
pedile al beto
su preciado tiempo
en breve filmo la porno y la mando como en 2 meses la tienen ahi