lunes, 4 de mayo de 2009

Hoy es lunes (y yo con estas pintas)

Hoy me quedaría en casa. No quiero ir a la ciudad. Para dar un paso, tengo que decirle al cerebro que le diga a la pierna que se mueva, la pierna al pie, y el pie al suelo que le deje despegarse de su inercia y que desafíe a la gravedad. Imaginaros que eso es solo un paso.

Sin embargo, tengo que ir. Salir de casa, ir a la estación, coger el tren y después del metro. Esto sí que es grave.

Hoy evitaría por todos los medios el control, el mal rollo, la usura y la basura de esta barbarie que respiramos. Me quedaría en mi isla, este espacio vallado de libertad donde puedo bailar con los ojos cerrados sin chocarme con nadie, caerme sin tocar el suelo, flotar sin necesidad de naves espaciales. Me quedaría con la música, el sonido del aire, los verdes, mi cama. Un ratito más de levedad no me obviará el martes, ni el miércoles, ni la sucesión coordinada, ni los pitidos y el tufo del metro con sus caras de arenque ahumado, ni los curriculums, ni las ansias de largarme (¿a dónde?), ni la estupidez y el hartazgo.

Afortunadamente, bajo a un instituto para hacer un taller sobre relaciones de pareja con jóvenes de 15 años (qué gracioso, no?) Si me dejara llevar, me plantaría allí y les diría: “jóvenes de hoy, dejaros de pelotudeces y poneros a cuatro patas, con los oídos cerrados y los gemidos alertas, abrid vuestros orificios al placer sin mirar a quién. Así os daréis cuenta de que lo de la pareja del cazador-recolector-ama-paridora-cuidadora es el engaño más duradero de la historia de la humanidad”.

Desafortunadamente, la sublimación es la base de la educación, por lo que arrastraré mi cuerpo postmaratoneado de sexo a esa clase y barruntaré una serie de frases inteligibles y discutibles sobre las obscenidades del amor romántico para volver a casa lo antes posible mientras sólo pienso en follar, follar y follar con ese ángel que me cayó del cielo y que yo, humildemente, he tenido que (a)coger.


(Si le tuviera a mano le ofrecería este menú:


Primer plato




Segundo plato



Postre



5 comentarios:

Lubna Horizontal dijo...

huy nena y ese afortunado ser? de dónde lo has sacado? Esto de estar aislada cual monjita en mi habitación, no me permite actualizar las novedades de la carta...

tendré que sonsacaros información de esta manera vil, hasta que vuelva a la manada

yo también tengo un asco de lunes, pero no más asqueroso que domingo y sábado, si te sirve de consuelo.

besos
Diana

Helen dijo...

la noche da todo de sí, ya lo sabes cariño

al final, no hay mejor para sacarte bajón o subidón que un grupo de adolescentes con las hormonas a mil... así que he tenido que remontar a la fuerza, nena!

besos mil, y ánimos! (si lo necesitas, te puedo dejar algún adolescente...)

realitycrashesmybrain dijo...

que largo se me ha hecho este lunes. ya no estoy acostumbrado tener que trabajar despues de salir. pero con las imagines tan bonitas que nos hemos regalado en la cabeza, lo he podido sobrevivir con una sonrisa en la cara!!

Lubna Horizontal dijo...

pues no me vendría mal que viniera alguno a follarme un rato y comerme el coño, jejejeje

ya me dirás de dónde los sacas, de la puerta del insti?

besitos
Diana

Puta y Kilombera dijo...

ah cojamos
quien tuviera una de esas en la boca loco corazon!!!!

aca el mundo no sabe lo que quiere ser!
che, una cosita, la tienen a betty beto por ahi?
le mande unas reguntas pa una nota, pero necesito que se ponga las pilas y las conteste
quien la seduce por mi y la somete a escribir pa mi

otra: en breve dior mediante sale mi nota sobre butler
por favr que asi sea que asi el diario me paga el puto curso que no tengo un mango
besos en la cola
las ama
leo