lunes, 29 de junio de 2009

Pornoterrorismo


Paja colectiva en Valencia

(iniciativa de Diana Junyet,
una de las perra horizontales más poderosas del mundo,
que ha mojado todas las geografías a las que ha tenido alcance,
acompañada en esta aventura por la Itzi y Eleno de Post_Op)





Siento el protagonismo, pero es que la Diana se merece una mención especial...

Qué poder, neeena!!!




(aquí, corriéndose delante de las narices de los uniformados,
que no sabían en qué manual de instrucciones refugiarse)

3 comentarios:

Lubna Horizontal dijo...

jajajajajajaja, gracias zorra suprema por estos honores. también estaba majo, jejeje.

Aquí puedes ver el bonito vídeo ilustrativo de la paja. http://pornoterrorismo.com/2009/06/04/un-sueno-hecho-realidad/

El vídeo ha tenido 10.000 visitas porque se corrió el rumor por la universidad de que unas punkis se habían hecho una paja en el ágora, descubrieron el vídeo y lo fueron poniendo por foros de lo más variado. En unos días contaré el estudio socioantropoógico que he hecho basándome en los comentarios de la gente, que como opdrás ver son una delicia.

UN besazo amor,
Diana

Helen dijo...

Qué fuerte!!no lo habia visto, boluda... y los comentarios son increíbles, siempre igual... merecen un escrito aparte, ya parlarem!! realmente la gente se cabrea con estas cosas, pero en lugar de decirlo, te insultan... caen en el corazon del terrorismo... k tontolabas!! M ENCANTA

manada furiosa dijo...

amada zorri... como co-pajera(aunque yo no consumé)tengo que decir que la experiencia fue surrealista a la par que turbadora... a mí los seguratas me cortaron el rollo pero mucho mucho, cosas de ser vasca o de no ser tan pornoterrorista, pero no hubo ni un instante de desperdicio...
desde aquí, mis besos mojados a todas las pajilleras y amigas mironas, y en especial a WarBear, al que podéis atisbar sentado con mis bragas de dior (ahora en manos o culo de la Fuensalida) puestas sobre la cara, esas bragas que llevaba dos días paseando por valencia en plena floración menstrual....
olé por francesco, eso sí que es pornoterrorismo!