viernes, 19 de junio de 2009

Sónar o no sónar, this is the ?



Entramos ya en el tercer fin de semana de junio. Las calles de los alrededores del Macba soportan una vez más los taconazos de aluviones de rubias bien peinadas y maquilladas, guiris en shorts y skates, modernos con gafas de pasta, porreros, rastas, rapados, y toda una serie de personajes que comparten, al menos, dos características: pupilas más o menos dilatadas y pasión por los sonidos electrónicos.


A pesar de su tufo a modernidad, su afán de singularidad, su palabrería sobre "nuevos sonidos" y "tendencias actuales" y la aglomeración de miles y miles de personas en unas naves horrendas más allá del culo del mundo, para mí el Sónar marca el comienzo del verano con mucha más eficacia que el calor que nos agobia desde hace días.


Para mucha gente, el festival no es más que una estafa cara y careta, excusa para que un ejército de guiris invadan la ciudad, pretexto para que una jauría de muertos vivientes asalten los trenes y autobuses que salen de la Zona Franca a las 7 de la mañana. Y así es. Pero, como todo tiene líneas de fuga, el Sónar auspicia un movimiento centrífugo de locura colectiva en torno a la electrónica y la fiesta que inunda el aire, tantas veces irrespirable, de este espacio de normalidad y disciplina.


Poco tienen que ver estos encuentros electrónicos con las raves de los noventa y su ambiente de paraíso alienígena, pero da igual. Siempre es mejor bailar durante horas sobre la arena que ir a trabajar para que los bancos se enriquezcan, escuchar los inventos acústicos de la vanguardia europea que a tu jefe con voz de sapo, hablar sobre la belleza de la vida que sobre la crisis mundial, disfrutar de un buen colocón colectivo que apretarse como ganado en los vagones del metro.


Lo único que me sabe mal es no poder compartir con mi hijo su primer Sónar, tal como lo habíamos planeado... Aunque esto me permita ganar un domingo de tribu en la playa. Qué ganas!!! Si, ahora mismo, hasta el aire de la montañan huele a mar!

1 comentario:

Puto Malo Mas Luddita que nunca dijo...

hola mi zorra amada
que placer siempre entrar aqui a robarte