sábado, 11 de julio de 2009

Invocación

Me siento y escribo verde
azul.

Tú miras
sin ver
grises
y algún negro.

Yo creo
en la espesura de un bosque
siento el batir de una ola
y un cuerpo húmedo de arena
me envuelve suavemente.

Tú golpeas tu debilidad
contra las paredes
que encuadran tu soledad
tu dolor
de titán encarcelado.

Yo recuerdo.
Cae una hoja
y no es otoño.

Un pájaro corta en diagonal
el rectángulo de la espera.

Tu fantasma
vuelve a cambiar
los contornos del silencio.

Ahora
Siempre
Tus pequeños ojos hambrientos
con prolongada sed de final.

Luego
tu boca
seco pétalo marchito
dejando caer uno a uno
tus ajados lamentos.

Evoco tu presencia
y suspendo la vida hasta ese encuentro
Provocando al enemigo
para demostrar que no le temo
Presagiando una muerte
después de la batalla.

2 comentarios:

Meike dijo...

"tú golpeas tu debilidad"

Esta frase, mata.

shadow dijo...

Voy de tocaya en tocaya...

Genial poesía