viernes, 14 de agosto de 2009

Tinto de verano

Hay cosas que el verano no alcanza a borrar, a pesar de su optimismo. Aunque las olas se llevan mucha mierda mar adentro, la resaca deja entrever la podredumbre que inunda la playa de olor a ropa vieja.

El barrio de Gràcia celebra sus fiestas, como cada año. Por primera vez, el FAGC abrirá su sede de la calle Verdi para ofrecer información sobre su lucha contra la homofobia, repartir preservativos y aprovechar, una vez más, para disfrutar de la energía que nos da el trabajo colectivo. Venderemos bebidas y regalaremos música, dentro de la campaña para recaudar fondos que ayuden a solventar las costosas cargas judiciales por la apestosa causa penal que sobrellevaban Alf y Patri.



El diablo en la calle Progreso, qué metáfora, no?

Cuando era mucho más joven que ahora y el barrio de Gràcia todavía no había sido invadido por una horda de gente moderna y bienpensante y las noches de la Plaça del Sol no se llamaban "hacer botellón" sino "estar con la penya", iba a las fiestas a hacer trencitas y sacar algo de pasta.

Mis primeros años de okupa en La Floresta me llevaban a esas callecitas amables en busca del calor de la ciudad: cenas populares, el cine Verdi, el Ateneo, las kasas de Vallcarca y tantas más... Años más tarde tenía un pequeño local en el que dejaba descansar mis flacas carnes cuando tenía hambre de ruido urbano. Luego estuvo el local del circo, desde donde creamos la Escola de Circ "Quina Gràcia", y donde volví a gozar de la maravillosa sensación de volar en un trapecio.

Pero luego el barrio se me hizo hostil: caro, de diseño, sin colegas por la calle, sin poder sentarte en el banco de la plaza, sin poder hacerte una birrita con su correspondiente porro en la Virreina... Y lo perdí.

Desde entonces, sólo bajo a las reuniones del FAGC y, una o dos veces al año voy al Verdi. Así que este fin de semana aprovecharé para volver a plantar bandera, y recordarme que es necesario a veces volver a donde te han expulsado, a esos paraísos perdidos, para decir bien fuerte "No estaba muerta, estaba en vuestro entierro".

3 comentarios:

Lubna Horizontal dijo...

yo, que llegué un mes de septiembre de ahora hace 9 años a esta ciudad evidentemente ya lo pillé todo entrando en su decadencia, esa que nos ha conducido a este agujero de mierda.

Pero antes de haberme venido con mi maleta, pasé un par de veces por Barcelona antes de convencerme que este sitio era mejor que Madrid. Y en primer lugar por donde arrastré mi culo fue por Gràcia, llegué en plenas fiestas y recuerdo que aquello me recordó mucho al barrio de Malasaña que hacía poco nos habían jodido con las imposiciones políticas de Álvarez del Manzano, que más que impedir molestar a los vecinos o que la gente bebiera su propio alcohol en las calles y no en los bares que pagaban sus impuestos, se trataba de una esrtategia cuasi-franuista para evitar el maravilloso "derecho de reunión".

Así que me sentí como pez en el agua, me pasé la noche conociendo gente y acabé, como no, en una casa de Vallcarca danzando (y vomitando gracias al opio) como una posesa durante tres días.

Volví a Madrid con la firme voluntad de vivir alguna vez en Barcelona. A los dos años, lo hice real.

No me arrepiento, porque he os he conocido a vosotras, perrxs fabulosas, pero he de reconocer que llegué tarde, esto es una puta mierda. Estos días en el FAGC quizás me sirvan un poco para reencontrarme con esta ciudad que tanto aborrezco, como se aborrece a una novia que te enamora por quien no es.

Abrazo
Diana

Helen dijo...

amor,el final de tu comentario es tan verdadero que da asco...

yo llegué a barcelona en 1991, y nunca olvidaré cómo aprendí a volar en este funeral. A pesar de todo, nunca la he aborrecido, quizás porque he conocido muchos sitios en los que quisiera vivir y morir, pero ninguno en el que me sintiera capaz de seguir luchando.
Contradicciones de la vida... o quizás que sé que no tengo otro lugar en el mundo que el que me he ido construyendo poco a poco...
mil besos perraka,y k suerte k hayas aterrizado tu cresta en Karcelona!

anonimo dijo...

ahi seguimos y esta noche especial sangrrrrria! si mi higado no rebienta hasta viernes podré con todo! muah alf