martes, 15 de septiembre de 2009

Convulsiones en el paraíso

Para mucha gente de países no europeos, Europa es algo así como la tierra prometida del neoliberalismo, el paraíso para quienes quieren buscarse la vida en un entorno libre y democrático. La tierra de las oportunidades para quienes sepan verlas y aprovecharlas.

Para quienes pisamos estos suelos cada día, las cosas son bien distintas. Conocemos bien los entresijos de la burocracia, la corrupción de los gobiernos, la mano invisible de los Estados, la sangría de los nacionalismos, la paranoia cotidiana de la vigilancia, el terror del control obsesivo, la enfermedad endémica del consumismo necesaria para la reproducción del sistema.

Sé que una gran cantidad de activistas de países no europeos piensan que la represión policial y el control institucional son atributos exclusivos de las dictaduras latinoamericanas, africanas, asiáticas, etc, etc, etc...

Pero esta imagen estereotipada y, reconozcámoslo, colonialista, está bien lejos de la realidad de los países reunidos bajo el paragüas de los grandes poderes.

Sólo para quienes duden de este punto de vista, y prefieren seguir pensando que aquí, después de todo, no se está tan mal, les pido que piensen en Europa como uno de los terrenos de pruebas para la aplicación de la alta tecnología al control extremo de la población, y en qué posibilidades tenemos quienes no compartimos los privilegios del poder institucional. Y sobre todo, que no olviden que las monedas tienen dos caras, y la política, tantas como resistencias podamos ofrecer.

Y que recuerden que donde hay poder hay resistencia, por lo que, si tanto nos quieren machacar mundialmente con la jodida globalización, siempre podemos transformarla en una herramienta en contra del control a partir de las redes de información, y en aprovechar sus instrumentos de comunicación para la lucha contra la pobreza y la pauperización del planeta.

Para mucha gente estas utopías no son más que eso: una luz bien lejana que no alumbra nada más que nuestros sueños. Pero si esto es verdad, también lo es que una luz, cuanto más pequeña y lejana, más alumbra y menos deslumbra. Y nos aclara el camino.


Momentos de la manifestación "Libertad no Miedo" en Berlín el 12 de setiembre, contra el poder represivo del Estado, convocada por el Partido Pirata.

El Partido Pirata está registrado en muchos países del mundo. Si entrais en la página de arriba podéis clickar sobre el mapa. Esta es la Declaración de principios en castellano y aquí hay información sobre el Partido Pirata en el estado Espanyol






Cuidado! Al intentar entrar a la página web, os saldrá una advertencia sobre el certificado de seguridad de la página. Así que tendréis que demostrar al gigante invisible que se esconde en algún nodo de la red que, a pesar de sus generosas advertencias, quereis entrar a la página.

No hay comentarios: