viernes, 18 de septiembre de 2009

Otros vínculos


Existen mundos en otras galaxias, habitados por seres unidos por vínculos que no son de sangre. Seres en viaje permanente por entre las habitaciones de la Casa de la Diferencia, ese bonito lugar descubierto por una tal Audre Lorde. Seres que circulan por las avenidas de Borderland, ese espacio de transición vislumbrado por primera vez por Gloria Anzaldúa, que lo definió como un “lugar indeterminado y vago creado por el residuo emocional de un límite no natural”.

Allí se refugian los desheredados, las bastardas, los olvidados, las locas. Allí es donde aprendí el poder de los sueños.

1 comentario:

Lubna Horizontal dijo...

El poder de los sueños es el único que tenemos lxs que no tenemos nada. Lo mejor de todo es que también tenemos el poder de hacerlos realidad.

Un beso desde mi celda de dolor (hoy un poco más aliviada)

Diana