martes, 20 de octubre de 2009

El señor K.

Este Kafka, tan profundamente existencial, tan misteriosamente verdadero...


"El animal arranca el látigo de la mano del amo y se azota por su cuenta para convertirse en amo de sí mismo, y no sabe que eso es sólo una fantasía, nacida de un nuevo nudo de la correa del látigo propietario."


"Combato; nadie lo sabe; alguien lo adivina, es inevitable; pero nadie lo sabe. Cumplo mis deberes cotidianos, se me podría acusar de un poco de distracción, pero no mucha. Pero no confío en la victoria y no me gusta la llucha por la lucha misma: me gusta solamente como la única cosa que se puede hacer. Pero, como tal, me gusta más de lo que puedo disfrutarla en realidad, más de lo que puede brindar a los demás, quizá sea esta alegría y no la lucha lo que haya de constituir mi ruina."


"Quien tiene ojos para ver no necesita preguntas."


"La vida es un constante desvío, que no nos deja siquiera comprender de qué se desvía."


De Fragmentos de cuadernos y hojas sueltas.  

No hay comentarios: