domingo, 14 de marzo de 2010

La amenaza de la prostitución



"La prostituta cuestiona el papel femenino centrado en el ámbito doméstico y demuestra la capacidad de la mujer para ocupar los mismos espacios que los hombres - la calle. Cuestiona el modelo de matrimonio y familia - instituciones intocables e "higiénicas", ya que representa otro tipo de modelo; y sobre todo, anuncia la posibilidad de combinar el placer con la reproducción. Pone en tela de juicio el concepto de amor, que no tiene por qué centrarse únicamente en las relaciones estables. Cuestiona la estructura del poder masculino, por ejemplo en lo relativo a su poder económico (a través de un trabajo alternativo y estable); a su poder sexual, enclavado en la virilidad (con la alternativa e múltiples compañeros sexuales); al poder de dominación por la fuerza física (por el dominio de la técnica de la negociación); y a su poder de control, pues las reglas de comportamiento, en el ambiente, están bajo su dominio. Pone en cuestión el rol de lo activo y lo pasivo sexualmente -fundamento de las barreras jerárquicas de género - a través de la estructura de las prácticas sexuales en el ambiente. Denuncia también que el lugar de la prostitución no es sólo un lugar de sexo libre, como suele ser caracterizado, sino que posee reglas que son definidas por el colectivo de prostitutas o por cada una de ellas individualmente. Cuestiona e invierte, asimismo, los conceptos de lo sucio y lo limpio, no sólo en lo referente a las partes del cuerpo -boca, sucio; en contraposición moral a pene, ano o vagina, limpio-, sino a nivel de grupos -marroquíes-limpio; español-sucio- y de categorías de cliente y prostituta (que es traducido a una sensación de asco mediante el código del olfato que remite a lo sucio y a lo limpio)."

De Hablan las putas, Regina de Paula Medeiros. Virus, BCN: 2002

2 comentarios:

Anarco Cerda Sudaka dijo...

es genial nena!
me lo robo
y el de arriba tambien me dio mucho a pensar

finalmente no sere yo la que arme el texto de los feminismos biologisistas pero me encanto visibilizar eso que unidas y juntas nunca estuvimos
y que las que mas gritan "feministas unidas" son las que despues hacen alianzas con los poderes politicos mas horrendos

mientras tanto debo confesar que ademas de puta y kilombera me encanta ser anarquista

HelenLaFloresta dijo...

jaja...
asi son las cosas...

besos anarkocerdosudakas y guarros