jueves, 18 de marzo de 2010

Primavera: la muda


Párrafo de la historia de Baptiste Bordave, a quien se le presenta la oportunidad de cambiar de identidad por la de un completo desconocido:

"Por primera vez en mi vida, tenía la impresión de ser libre. Aquella convicción era tan intensa que los recuerdos de Baptiste Bordave habían, por así decirlo, desaparecido... Tabla rasa: ¿qué adulto no soñaría con algo así?

Sin embargo, la libertad no puede cargar con el peso del recelo. Quien haya decidido ser libre no puede ir arrastrando esos pensamientops mezquinos, puntillosos, burocrátcos, que por qué dijo eso o por qué dijo lo otro, etc. Quería comerme la vida a bocados, sentir la exaltación de la existencia. Para conocer la embriaguez de navegar mar adentro, nada mejor que adoptar la identidad de un desconocido."

De Ordeno y Mando, Amélie Nothomb

3 comentarios:

Anarco Cerda Sudaka dijo...

sabes que ese nombre es deleuziano y por ende deberia caernos mejor pero yo luego de haber tenido una manada hoy prefiero pensar que lo que tengo con vos o con diana es una jauria

de esta chica lei las catilinarias me las compre en la galeria bond street en baires y por el nombre y alucine

Institut Interuniversitari dijo...

esta chica es maravillosa. sus libros no tienen desperdicio: ironía a prueba de balas

imprescindibles: "el sabotaje amoroso" y "metafísica de los tubos"

jauria, jauria... ok... más cambios para el manuscrito infinito...

Diako Detektive Kosmonauta dijo...

si
cambiarse por un desconocido
qué maravilloso debe ser!!
Nothomb es del carajo!