viernes, 19 de marzo de 2010

Una agradable sorpresa


Esta semana ha caído en mis manos un libro llamado Elisa y Marcela. Más allá de los hombres, de Narciso de Gabriel (Libros del Silencio: 2010). En él, el decano de Ciencias de la Educación de la Universidad de A Coruña desmenuza la historia de dos gallegas, Elisa y Marcela, que sólo entrado el siglo XX decidieron casarse. Elisa asumió el rol de hombre. Las descubrieron, juzgaron, procesaron, expulsaron.. Se escaparon a Argentina. Desaparecieron.

La prensa de la época nombró así la osadía: "El fenómeno del escándalo" (Revista Gallega); "Lo imposible" (El Diario de Pontevedra); "Las bodas sáficas o las casadas de la Coruña" (El País); "Un caso de sensaçao...Duas mulheres que se casam"; "Matrimonio sin hombre""; "Lo que dice un médico"...

Robo una cita:

"El lesbianismo sigue teniendo dificultades para ser pensado sin referencia a alguna especie de hermafroditismo o de inversión de genero -conviene tener presente que, en el periodo historico que nos ocupa, el pensamiento estaba monopolizado por los hombres-. Resultaba especialmente difícil imaginar una relación sexual entre dos mujeres sin la presencia de algún elemento masculino que la habilitase, bien fuese anatómico -un clítoris al que se atribuía la funcionalidad de un pene en miniatura-, bien psicológico -"alma de hombre en cuerpo de mujer"-. Asi que a saber lo que quería decir Elisa/Mario cuando se declaró hermafrodita. A lo mejor estaba haciendo, sin saberlo, la genealogía del lesbianismo. O anticipándose a al afirmación de Monique Wittig de que "las lesbianas no son mujeres". O proclamándose queer antes de tiempo."

Rigor, atrevimiento, ironía... lo tiene todo. Ya contaré más..

1 comentario:

Anarco Cerda Sudaka dijo...

tengo que corregirlo pa subirlo mi trabajo lesbianismo en roma
ya lo leeras yo opino lo contrario ya veras