martes, 8 de junio de 2010

Christian Ferrer, "Cabezas de tormenta"


Por su parte, la suerte de la pasión por la libertad es incierta en sociedades permisivas, como lo son actualmente las occidentales, en las que lo “libertario” deviene una demanda acoplable a las ofertas de un mercadode productos “emocionales”, desde la psicoterapia a la industria pornográfica, de la producción de farmacopeas armonizantes del comportamiento a las promesas de la industria biotecnológica. Esta última en especial revela ciertos síntomas sociales de la actualidad: transustantación de la carne en alambiques de clonación, mejoramiento tecnológico de los órganos, silicona inyectable  al cuerpo a manera de vacuna contra el rechazo social. El “modelo estético-tecnológico” se despliega como un sueño que pretende apaciguar un malestar que, por su parte, nada tiene de superficial. En economías flexibilizadas, en países que han destrozado la idea colectivade nación, con habitantes que apenas pueden proyectarse hacia el futuro, condenados a idolatrías menores, a recurrir a la moneda como lugar común, a realizar apuestas que no están sostenidas en el talento de cada cual, la experiencia colectiva se hace dura, cruel, carente y, por momentos, delirante. Cada persona está sola junto a su cuerpo, aquello en lo que, en última instancia, se sostiene. La “ansiedad cosmética” nos revela el peso que arrastramos, el esfuerzo que hacemos por existir. Pero también revela que el “arte de vivir contra la dominación”, en el cual descolló el anarquismo, está en suspenso, por cuanto las necesidades ya no se articulan con la memoria de las luchas sociales anteriores. Si el destino de la época siguiera este curso, una fuerza semejante a la del diluvio derrumbaría los puentes de la historia. 

 Cabezas de tormenta, Christian Ferrer (versión completa en pdf)

2 comentarios:

Anarco Cerda Sudaka dijo...

te cabio este chaboncito eh?
ya se que me lo conocias
es un gran amor mio cuando todo se hunde agarro cabezas de tormeta y vuelvo a creer
fogonera de un tren fantasma
el don de creer
ese es un don que no se le concede a cualquiera
ya te dije todo lo que me gustas?
lo hago publico porque que una amiga me guste tan sexualmente como vos me parece bien politico
hasta la victoria secret y enter

HelenLaFloresta dijo...

Crtl+X
Y
Crtl+P

aguante violencia ribas
cambio y fuera