sábado, 26 de junio de 2010

Ojo con el ojo

Chuang Tzu dice:

El emperador del Sur, Shu ("muy rápido"), y el del Norte, Hu ("correr con rapidez"), visitaron los territorios de Hun-t'un, ("Caos"), emperador del centro. (Los caracteres Shu y Hu juntos significan "de repente").
Caos los trató con amabilidad, por lo que Shu y Hu discutieron qué podían hacer para devolverle sus atenciones. Ambos habían advertido que, mientras que todo el mundo tenía siete orificios -ojos, oídos, nariz y boca - para ver, oír, comer, respirar y comer, Caos no tenía ninguno.

Llegaron a la conclusión de que esto le parecería a Caos muy extraño, así que, en señal de gratitud, decidieron abrirle agujeros. Le abrieron un agujero cada día, y al séptimo, Caos murió.



"El ojo es una amenaza a la visión clara, el oído es una amenaza al sonido sutil, la mente es una amenaza a la sabiduría, cada órgano de los sentidos es una amenaza a su propia capacidad." (Joanna Russ)

4 comentarios:

Esperanza Moreno dijo...

(gracias...)

Anarco Cerda Sudaka dijo...

potencia

llevarla al acto
como helen como

hoy triste y no todo es resaca

HelenLaFloresta dijo...

como en las artes marciales: usando la energía del "otro", aunque venga en forma de hostia...

y para la tristeza, sólo se me ocurre la manada...

besos mil

HelenLaFloresta dijo...

espe, gracia a ti!