viernes, 22 de octubre de 2010

La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes

El miedo a la vida disfrazado de inocencia es muy peligroso. 

Ya lo dijo la protagonista de Monster, Charlize Theron, despues de que su ex, Cristina Ricci, la señalara con el dedo acusador en el juicio que la llevaría a la silla eléctrica: “No hay nada que me haya hecho más daño que lo que parecía más inocente.”

Dicen que los perros pequeños son los que más muerden. Quizás porque se ven inferiores a aquello que juzgan amenazador. Quizás para demostrar que el poder no es cuestión de grandeza. Tal vez por resentimiento. Vete a saber.

Lo que está claro es que hay que estar alerta. No es mundo para inocencias. Y no hay vida que se pueda vivir con miedo.

1 comentario:

mery dijo...

helen...lo has clavado.
Un beso ;)