martes, 5 de octubre de 2010

La crisis

Jérôme Kerviel, el trader acusado de hacer perder 4.900 millones de euros al banco Societé General (segunda entidad financiera más grande de Francia) en enero de 2008, ha sido condenado a "devolver" al banco el monto total de las supuestas pérdidas. Además, es acusado de abuso de confianza, falsificación e introducción ilegal de datos al sistema informático, y condenado a 5 años de prisión.

Recordemos que este caso fue uno de los denotantes de lo que la prensa llamó "el estallido de la crisis financiera".

La pregunta es cómo es posible que un banco de tal envergadura no haya sospechado absolutamente nada durante los dos años que el trader estuvo apostando por encima de sus posibilidades. Jerôme era un empleado menor, no un pez gordo. ¿Alguien se cree que un monto de transacciones de unos 72.000 millones realizadas por un pobre gato pueden pasar desapercibidos? ¿Es posible que unas transacciones por trescientos millones por dia, en promedio, cada dia del 2007 no hayan levantado ninguna sospecha?

El banco ha dicho que Jerôme Kerviel es responsable exclusivo del desfalco, y que la condena es "simbólica", ya que no espera que se le pague. Es lo único que tiene lógica, ya que el tío, que tiene unos 30 años, gana unos 2000 € al mes, por lo que tardaría unos 16.600 años en devolver la pasta.

Lo que sí queda claro con la codena es, por un lado, que la Societé General dice: "somos buenos, no hemos hecho nada malo, la culpa de los 1,9 mil millones de dólares que ganamos en un añogracias a las actividades de este chaval no es nuestra (la culpa, la pasta sí)". El banco ha tenido que pagar una multa de 5,5 millones de dólares por mala supervisión, así que sacad cuentas....

Esta historia es bien diferente a la de Nick Leeson, el trader que hundió el Barings Bank, el banco más antiguo de Inglaterra. Este se forró entonces y continúa haciéndolo hoy, después de haber pasado 5 añitos en prisión. Porque, para guinda, el tal Jerôme supuestamente no ha sacado ni un duro de todo el lío.

Y yo perdiendo el tiempo leyendo ciencia ficción. Si ya está todo en las páginas de economía, nena...

5 comentarios:

Esperanza Moreno dijo...

Sí, para querer ser rica, mal camino llevas, me temo!!

(qué bien que tengas tiempo de escribir tanto, te estoy disfrutando un montón!)

HelenLaFloresta dijo...

si, nena, rica no seré, pero terrorista cada vez más...

(shhh! esto de tener tanto tiempo para leer y escribir es como volver a la adolescencia... y los adolescentes europeos no trabajan! iujuuuu!!! baja 4 ever!!

kiss

Pat dijo...

aichs, nena, qué gusto me da leerte!
un besico...
PD: no te puse nada en la anterior entrada porque me flipó y me removió... me encontró como desconectada, de vuelta a mi cotidiano pero cansada con/desde ese cansancio que te hace evidente que no puedes con el mundo, con lo "normal", ya sabes... en fin... que te cuides y no somatices en exceso (sea lo que sea eso) el estres... :)

HelenLaFloresta dijo...

pat, wapa, somatizo la rabia todo el rato... desde kasa y en mi burbuja las cosas se ven askerosamente claras...será para que la caparazón se vuelva más dura, tanto que los golpes reboten y no lleguen a perforar los órganos....

besazos

Lubna Horizontal dijo...

julita, me ha encantado leerte. a veces hay que decir las cosas así, cruzadas, es la mejor forma de lanzar fuego, así no te chamuscas las pestañas con el resplandor.

yo sobre la propiedad privada sólo sé que es algo que ha destruido la ciudad en la que vivo. Barcelona, cuna de la especulación donde la propiedad inmobiliaria es la base sólida de ese crimen.

sobre la violencia, no sé más que la que cae sobre mí cada vez que me atrevo a ser como me sale del coño ser, algo que he hecho toda mi vida y que por supuesto, a pesar de las almorranas, seguiré haciendo.

te envío un beso y espero que el concierto sobre ruedas haya sido espectacular.

Diana