lunes, 29 de noviembre de 2010

encuentro generatech@valencia

Gracias a videoarmsidea y klau kinki por la organización del evento, que tanto sudor y lágrimas les ha hecho exudar. A lucía y diana de minipimer.tv por el streaming y x saber estar. A anastasia por ayudar a que mi cuerpo maltrecho se sintiera bien. A majo porque me hizo reír un montón. A Sayak por compartir su trabajo conmigo e improvisar juntas la presentación de Autopsia de una langosta y Capitalismo gore.A mar y a toda la gente de la fusteria, por su generosidad. A jaime del val porque me dejó en éxtasis... Y a toda la gente que vino al encuentro a compartir sus deseos, inquietudes, energías y ganas de hacer.

A pesar de cierta tristeza que no he conseguido sacarme del cuerpo todavía después de meses de soledad forzada, encuentros como estos son los que me dan cada día ganas de renovarme, repensarme, resituarme y seguir abriendo los ojos por la mañana. Sobre todo si es para acoplarme con alienígenas... Ya que la humanidad no deja de hacerme(nos) daño, inventar otras formas de encuentro es una necesidad vital

3 comentarios:

mery dijo...

zorri
gracias haber venido. Ha sido un Generatech diferente y con cambios de emociones repentinas. Gracias a todxs de habernos acompañado en esta locura y de haber subido y bajado con nosotrxs y gracias a Klau, por supuesto, por su fuerza. Yo he aprendido mucho de todo este año. Ahora adelante.
Nos vemos en breve en Barcelona.
Un beso enorme

HelenLaFloresta dijo...

mery, gracias a ti x todo y sobre todo x la honestidad y el cariño.
nos vemos pronto!

besazos

M Jose dijo...

Gracias Helen, y a todxs por haberme dejado formar parte de este evento. Durante un par de días no me he sentido inmersa en mí misma y mi vacío. Habéis llenado ese vacío con cariño, cultura, tecnología y mucha fuerza.
El exorcismo de la perfo de Diana ha hecho su efecto. Gracias a todos los cuerpos que formaron parte de él. Siento su energía y me ayudan a levantarme todos los días.
Siento, también, que llega el momento de empezar a desbrozar el solar.
Un beso muy grande