viernes, 19 de noviembre de 2010

Síndrome de Esto...¡colmo!

cuando era chiquita me metía a la cama con miedo. al cuco que estaba detrás de la puerta abierta, que mi madre ingenuamente abría para demostrarme que allí no había nada, ante mi horror por descubrir mi indefensión ante su ceguera (juro que yo lo ví). a que nos vinieran a buscar en plena noche esos malos que se llevaban tanta gente y nos sacaran a la calle con tan sólo el pijama. 
para atemperar el miedo, me inventé la estrategia del "bicho bolita", apodo que marcó mi infancia: hacerme la muerta. así engañaría a cucos y malos. si ya estaba muerta, nadie podría hacerme daño.

quizás en ese intento de engañar al verdugo nació mi actual síndrome de estocolmo. me tiro sin vergüenza a los brazos de maltratadores y manipuladoras como si con ese abrazo reconocieran que son malos y que por eso todavía les puedo querer: lo hacen sin querer, no pueden evitarlo, y yo les comprendo y les redimo con mi sufrimiento.

pero eso es la apariencia. me gusta imaginarme que al abrazarme desesperada al verdugo le estoy transmitiendo el beso de su muerte. ya que no puedo cambiarles, les pongo en otro lugar. el abrazo oculta que no estoy muerta, solo estoy cogiendo fuerzas para cuando no miren, para cuando la puerta esté abierta y queden al descubierto. entonces es cuando hubieran preferido escoger muerte a susto.

lo que realmente me atormenta del maltrato es que me ha venido de dos mujeres feministas y una marica. y eso sí que me da miedo: no saber distinguir detrás de la máscara. porque el lobo ya viene con la escopeta bajo el brazo, pero caperucita sólo lleva su canastita. ¿cómo saber que adentro lleva granadas de mano? 


aunque ya lo dije muchas veces, lo repito: hay que estar atentas, nunca se sabe por dónde te va a venir el palo. la cartografía de los malos es bien compleja, nunca hay que dar nada por sentado

1 comentario:

Pat dijo...

ays, nena.... el sábado estuve en una charla-taller sobre transfeminismo y apareció la que ha sido agresora de mi amiga en relación sexoafectiva, aquello que narraba en mi blog... y encima se marcó una intervención acerca de la violencia, y cómo debíamos tener recursos para que no sucediese en nuestros foros, etc.
i'm fliping todavía... bueno, nada, que sólo quería enviarte un beso grande! :*