lunes, 24 de enero de 2011

Estamos en la cola del lavabo. Espe luce el traje que se aprecia en la foto de arriba, aunque sin rebeca. La inscripción sobre la piel como camiseta. Un tío que está detrás nuestro dice: ""No soy mujer". Joder, quién lo diría...". Silencio. Caras de desconcierto. Miro para otro lado e ignoro el comentario.

Antes de hacer la cola del lavabo, aquel hombre estaba convencido de que una característica de las mujeres es tener tetas. Cuanto más grandes, más mujer. Es probable, me gustaría pensar, que después de mear se preguntara por el significado de esa negación. ¿Quizás hace falta más de un par de tetas para ser mujer? ¿Quizás una mujer es mujer por muchos otros motivos? ¿Quizás hay mujeres que no están orgullosas de ser mujeres pero sí de sus tetas? ¿Quizás es posible discutir la condición de mujer desde un par de tetas?

Pero esas preguntas son producto de mi imaginación enferma por los efectos secundarios de las anfetaminas: la pátina de tristeza universal que lo cubre todo, la mirada afinada para distinguir la escoria y la adversidad, el deseo absurdo de que la humanidad se pregunte por su humanidad y la ilusión, más absurda todavía, de que la respuesta a esa pregunta nazca de la humildad. Es muy probable que aquel hombre sólo piense que la tipa con la que se cruzó en el lavabo está chalada, y que esa fiesta en la que no se sabía si los hombres eran hombres y las mujeres mujeres estaba bien pero daba un poco de asco. Quién sabe...

En todo caso, el traje de Espe dio de qué hablar... al menos alguien se hizo una pregunta y se molestó por la negación de una afirmación aparentemente innegable, otra persona fue interpelada por cuestionar una verdad universal y otra comprobó que la división de la humanidad en dos géneros tiene muchos adjetivos, pero que si hay algo que la define a la perfección es el aburrimiento.

5 comentarios:

jorge dijo...

a esas fiestas nunca me invitan. bonito trajín. uno que le da igual la condición humana.

HelenLaFloresta dijo...

esas fiestas no hacen invitaciones... quizás por eso va gente que no corresponde... tendríamos que plantearnos este extremo... aunque si la que hace las invitaciones soy yo, irían cuatro almas perdidas... es que estoy bastante escéptica ultimamente...

Lubna Horizontal dijo...

el traje de la espe es una contradicción para muchos y una obviedad para nosotrxs.

estamos cada día más separadxs de la "inmensa mayoría" y eso me produce insatisfacción y satisfacción a partes iguales.

a mí también me entran ganas de separatismos, en realidad, de exiliarnos a un lugar donde el resto no exista, aunque suene profundamente nazi

Liz Té dijo...

A mí el traje de Espe me encanta, como me encantaría saber cómo tengo que leer las "x" que ponéis en donde los demás ponemos la vocal que indica el género. Y es que soy nueva, pero nueva-nueva. Vamos, que os he descubierto a todas hoy y aunque no vaya a escribir como vosotras al menos quiero leeros como queréis ser leídas.

HelenLaFloresta dijo...

liz te, no uso las x para reemplazar la marca de genero, asi k no te puedo ayudar...
intento utilizar otro tipo de estrategias para no utilizar un género (masculino) sobre el otro (femenino)
y tampoco doy instrucciones sobre como se me debe leer, solo intento expresarme...