martes, 22 de febrero de 2011

¡Las cholitas se defienden! 

Reportaje de Alma Guillermoprieto



Fotos de Ivan Kashinsky

Sean bienvenidos al delirante mundo de la lucha libre boliviana.


(...)
Claudina, quien oficialmente es una “ruda”, o mala, hace un buche con gaseosa y rocía al público con esta en el preciso instante en que Yolanda, una “técnica”, o buena, se abalanza sobre ella y la arrastra hacia las gradas, lo cual obliga a los espectadores a dispersarse gritando, a la vez alarmados y extasiados. ¡Gana Yolanda! ¡No, gana Claudina! ¡No, Yolanda! ¡Pero esperen! El público grita porque una nueva amenaza ha hecho su entrada silenciosa: Abismo Negro –o quizá se trate de Muerte Satánica o el Esqueleto Blanco; resulta difícil mantenerse al tanto– ha saltado al combate y le aplica a Yolanda una feroz llave en la pierna. La situaciónparece desesperada, pero no, ¡de la nada aparece el Último Dragón, y carga una silla! ¡Con ella golpea en la cabeza a Abismo Negro, o quizá al Esqueleto, o tal vez a Yolanda! Hasta Claudina parece haber perdido la noción de quién es quién: Se abalanza contra su propio aliado, el repugnante Picudo. “¡Ha quedado destruido para siempre!”, vocifera frenético el maestro de ceremonias.
O casi para siempre: En la lucha libre, ninguna derrota es definitiva.

Reportaje completo en la National Geographic

2 comentarios:

Pat dijo...

lo qué???
flipá me has dejao! :)
bs reina!

Cabronidas dijo...

Hostia puta :O