sábado, 12 de marzo de 2011

abyecciones

En un mundo de representaciones, ¿cómo cambiar nuestra percepción del cuerpo y la sexualidad sin imágenes?

aquí el trabajo de Ins A Kromminga


"En el principio hubo tres sexos: hombre, mujer y la unión de ambos, con un nombre que se correspondía con su doble naturaleza. Hubo un tiempo en que su existencia fue real, pero ahora se ha perdido. La palabra andrógino se conserva como una leve aproximación".



Los que siguen son oolois y oankalis, seres de sexualidad híbrida creados por Octavia Buler en Xenogénesis. Los ooloi conectan macho y hembra a través de comunicación sensorial, son el nexo de conexión. Los oankali tienen tentáculos sensoriales.




©Ins A Kromminga

Su página se llama abject. Esta es la presentación:


The abject is what society creates with it´s boundaries, it is that what we are afraid of, disgusted by, it never can be part of us, only a-part, not us, but not-us. But without our negative there would be no positive (binary speaking) - the monster is the personified abject and in itself meaningless or free of meaning, but only with it society is able to define what is normal, good, healthy, common.
The boundaries are set arbitrary and change with time and social movement(s). The implementations are fierce and people that wont or can´t obay these boundaries are open for punishment. This is what interests me, how does it tick, why is the outside(r) so scary to the insider, is there really a difference between in- or outside, and how can I draw it so the viewer might get a glimpse of how this leads to madness we call normality?



Lo abyecto es lo que la sociedad crea con sus límites, es que lo que tememos, lo que nos disgusta, aquello que nunca podrá ser parte nuestra – una parte, sólo una parte, pero nunca todo. Pero no existe lado negativo sin lado positivo (binariamente hablando): el monstruo es la personificación de lo obyecto y carece de sentido en sí mismo, sólo lo adquiere en una sociedad capaz de definir lo que es normal, bueno, saludable, común.

Los límites se fijan de manera arbitraria y cambian con el tiempo y los movimientos sociales. Sus implementaciones son temerarias y quienes desobedecen o no pueden obedecer están a merced del castigo. Esto es lo que me interesa, ¿cómo se marcan los límites?, ¿por qué quienes quedan fuera temen tanto a quienes están dentro? ¿existe realmente una diferencia entre dentro y fuera? ¿cómo puedo dibujarlo para que quien mire pueda hacerse una idea de cómo esto que llamamos normalidad puede llevar a la locura?

2 comentarios:

espe dijo...

habría que dibujarlo con puntos, o con cuerdas... los límites nunca deberían de ser dibujados como líneas (infinitas), y menos como segmentos (finitos)... Puntos y cuerdas.

espe dijo...

(deberían *de* ser = suposición
frente a
deberían ser = imposición)

:)