viernes, 12 de agosto de 2011

carne de laboratorio

Es difícil ser optimista, por eso hay que tener las antenas bien orientadas. Después de un oscuro invierno de reclusión, salí al mundo en busca de formas de vida y arte basadas en una ética creadora de mundos comunitarios ilegibles desde la lógica del mercado.
Escasas son las iniciativas que unen nodos de resistencia tecnológica con prácticas de cuerpos libres, así que me dedico a aprovecharlas y nutrirme. Así llegué a la convocatoria Desvisualizar del Medialab Prado, impulsada por Jaime del Val. Así aterricé en el summerlab organizado por Pedro Soler desde Plataformacero. Por el camino me he topado con las siguientes sospechas desde los mundos del activismo y el intelecto antipatriarcales: "¿qué estas haciendo? ¿para qué sirve? ¿cuánto ganas? ¿te pagan? entonces, ¿para qué lo haces? ¿y eso qué tiene que ver con el patriarcado?" Ensayo de respuesta: la tecnología tiene todo que ver con el patriarcado, luchar contra el capitalismo y pretender vivir de ello es un oxímoron, lo que gano en estos encuentros no tiene precio, y sirve para apropiarse de un saber vedado a las parias del sistema y darle la vuelta de maneras inverosímiles. Hackear códigos de cuerpos y máquinas, performar el ciborg, moverse por terrenos difíciles de leer desde las alturas del poder, explorar tecnologías y cambiarles el significado, son tareas indispensables para quienes vivimos el privilegio de okupar tierras occidentales.
En dos semanas de encuentros he experimentado la conjunción de geolocalización y resistencia a las instituciones médicas, visualización de satélites y desvisualización de las identidades, política del escape e infección viral de un espacio físico, posporno y ecología, acciones urbanas y software libre, transfeminismo y gentrificación, performance y máquinas perversas, anarchivo y fluidos, arduino y prótesis. Pasen y vean: http://summerlab.plataformacero.cc/wiki/index.php/NODOS http://medialab-prado.es/article/desvisualizar_proyectos_seleccionados http://www.lne.es/aviles/2011/08/10/salubridad-cultural/1114098.html

SummerLAB 2011

Quedan fuera de la crónica los vinos y las sidras, el cruising de Retiro y los prados asturianos, la rave improvisada y el nodo yonqui, las conversaciones y los silencios, las sorpresas y las decepciones... Con veranos así, ¿quién quiere Invierno?

3 comentarios:

Ñu dijo...

Ha sido un placer tenerte por estas tierras! Un besazo!

Nuria

Meike dijo...

¡Qué chulada!
Seguro que ha sido interesantísimo :)

efealcubo dijo...

Queremos un verano infinito!!
Un placer compartir este pedacito con vosotrxs.
Muas