martes, 18 de octubre de 2011

amor de muñecas

Leo este  post de Maria Llopis sobre burdeles japoneses de "muñecas del amor" y empiezo a escribir un comentario, pero el tema da para más. 
Maria se pregunta: "¿Es el sexo del futuro el sexo sin contacto físico?" Yo creo que no es el futuro, sino el presente. Y no me baso en estadísticas (esa ciencia tan maravillosamente manipulable) sino en tendencias. 





Tendencia #1: encarnamos la estética photoshop, antes herramienta exclusiva de la jet set, ahora poco más que un juego infantil practicado por adolescentes de todas las tribus para subir su foto al feisbuk. ¿Y a qué se parecen los productos del photoshop sino a muñecas del amor? Y digo encarnamos porque no sólo lo usamos para retocar imágenes, sino que es ya una herramienta aplicable al cuerpo. Si hasta en reuniones de yonquis comentamos la posibilidad de recurrir a  la transfusión del propio plasma, técnica preferida de la atleta y reciente candidata al senado por el PP Marta Dominguez. Ante el deterioro y las miserias corporales, un reseteo y alá, a correr(se) que son dos días. 


Tendencia #2: el placer del contacto humano piel-a-piel ha pasado a un segundo plano ante la inmediatez y la facilidad del contacto tecla-a-tecla. En tiempos de "en-donde-dije-digo-digo-diego", ¿qué mejor que relaciones fugaces y ahistóricas? 


Tendencia #3: soy una ferviente convencida de que el modelo de pareja imperante (monógama, dos-en-uno, sin-ti-no-soy-nada, etc.) está obsoleto y es dañino, pero es casi el único que nos permitimos. La pareja se confirma muchas veces como cantera para las mejores amistades, pero si no tienes y/o no quieres tener pareja, ¿puedes relacionarte física y amorosamente con otro humano? Si cuando saliésemos a la calle nos comportáramos como perros (oliéndonos, mordiéndonos, lamiéndonos, jugándonos) nos encerrarían en el loquero más cercano sin compasiones. Es probable haber experimentado todas las maravillas del acople y preferir portar los propios huesos sin cargarle la mochila a nadie. Pero entonces te castigarán sin cenar: por preferir la soledad, por elegir la autonomía, por escoger la variedad. Nadie quiere compartir con quien no quiere fundirse en un bloque único de pasión y aburrimiento. Demasiado peligroso. Aquí es cuando entran en juego las muñecas del amor. 


Tendencia #4: a pesar de todo, las mujeres siguen considerándose jerárquicamente inferiores a los hombres. Lástima que el feminismo y las necesidades del capital han hecho que muchas féminas se consideren iguales e incluso superiores a los machos, transformándose en inútiles para las relaciones amorosas con hombres. Así que, ¿qué mejor que una sustituta muda e inerte de la mujer? Esa sí es la mujer perfecta: tiene coño y tetas pero no habla ni te toca las pelotas. 


Cuando consigan que estas primuras reaccionen a estímulos humanos (ver http://www.robotstories.net/nos sentiremos mejor... es cuestión de tiempo, y no mucho. Ahí tenemos RL, Real Life,  (http://girlswholikeporno.com/shortfilms/rl-real-life/ ¿Acaso alguien es capaz de afirmar que la protagonista de RL, "no siente nada" al relacionarse sexualmente sin contacto físico con otra persona? ¿No es acaso la masturbación, práctica capaz de realizarse en solitario, una práctica sexual? ¿Practica acaso la protagonista de RL una masturbación en solitario? 


Como cantaba Anne Clark a mediados de los ochenta, Love is dead in Metropolis... Bueno, hay otros sentimientos tanto o más valederos, no hay porqué rasgar las vestiduras del romanticismo. La amistad, por ejemplo, aunque sea una práctica en desuso, da mucho de sí. Lástima que tenga tanta competencia... y no me refiero a las muñecas del amor. 


Cuando la única forma de relación física amorosa aceptada ocurre dentro de la pareja, cuando la amistad es poco más que una distracción de la soledad, las muñecas del amor parecen ser un tipo de solución adecuada a nuestra cada vez más mermada capacidad de vivir sin miedo a sentir. 





As a sleeper in metropolis
You are insignificant
Dreams become entangled in the system

Environment moves over the sleeper:
Conditioned air
Conditions sedated breathing
The sensation of viscose sheets on naked flesh
Soft and warm
But lonesome in the blackened ocean of night

Confined in the helpless safety of desires and dreams
We fight our insignificance
The harder we fight
The higher the wall

Outside the cancerous city spreads
Like an illness
It's symptoms
In cars that cruise to inevitable destinations
Tailed by the silent spotlights
Of society created paranoia

No alternative could grow
Where love cannot take root
No shadows will replace
The warmth of your contact

Love is dead in metropolis
All contact through glove or partition
What a waste
The City -
A wasting disease


2 comentarios:

Pinganillos dijo...

No sabia de la existencia del sexo sin contacto fisico, ni si que quiera del amor.. creo que es necesario en contacto fisico para poder sentir a las personas

Anónimo dijo...

Jo... entro a menudo para ver si has subido más fotos y no hay manera...